Y que le voy a hacer si me gusta la Navidad. A veces creo que la Navidad tiene tantos detractores
como gente que la espera con la ilusión de los niños en la Noche de Reyes. Y yo soy de
los segundos, no me avergüenzo. Me gustan casi todas las tradiciones navideñas,
me gustan la Nochebuena,
la Nochevieja,
el Día de los Inocentes, y los Reyes. Me gustan los árboles de Navidad y los
belenes, las luces y las guirnaldas, las comidas de empresa y las reuniones
familiares, me gustan las buenas películas de Navidad e incluso (aunque eso si me
avergüence) las malas películas de Navidad.
Y me gustan los valores y las emociones que se comparten
durante las Navidades. Sí, ya sé que todo se ha vuelto muy consumista, que la
gente en Internet se pelea
porque dicen que se ha  perdido el
autentico espíritu navideño
y que el gasto en luces
y energía
está poniendo su granito de arena para que el mundo sea menos
habitable. Pero la Navidad es buen momento para ser un poco mejores, más buenos, para
centrarnos en las emociones positivas y no olvidarnos de ayudar a los demás.
Los seres humanos necesitamos empujones de vez en cuando que
nos devuelvan a la realidad, a la realidad de lo que queremos y de lo que es
importante. No se trata de ser bueno para las fiestas y olvidarnos después, no
se trata de ser alegres dos noches al año. Valorar, querer y demostrar amor a
las personas que son importantes para nosotros; ayudar a los demás y hacer de
este mundo un mundo mejor; tener ataques de alegría desbordada, cantar, bailar
y tocar la zambomba o lo que sea; y tener 
buenos propósitos, querer cambiar, mejorar, tener nuevos objetivos o querer
hacer cosas que creemos que nos harán más felices. Todo eso es la Navidad, y
las Navidades pueden ser un buen momento para recordar que todo eso, y no
muchas otras cosas, es verdaderamente lo importante.

Así que…¡Felices fiestas!¡Feliz Navidad!¡Y Feliz 2015! Que
estos días sean todo lo que vosotros queréis que sea, y que vuestros corazones
sean cada vez más inteligentes y más felices. 
Imagen
de Juanedc (CC BY 2.0) de Flickr