Hace todo un curso
escolar
que comencé esta aventura de Corazones Inteligentes. Soy de esas
personas enamoradas de su trabajo y que disfruta con lo que hace. Disfruto
mucho en consulta, aunque no sea una labor fácil, cuando trabajo con parejas y
personas que necesitan y quieren mejorar. Me gusta leer y estudiar sobre la mente
y el comportamiento humano. Y cuando participo en alguna mesa redonda, doy
alguna charla o imparto algún curso tengo que reconocer que me divierto aunque
suele implicar mucho esfuerzo. Y este año he descubierto que me encanta
escribir y compartir lo que escribo con los demás.
Y ahora toca unas vacaciones, unas semanas sin escribir y
leyendo otro tipo de cosas (aunque también echo en la maleta algún libro de
Helen Fischer). ¿Cómo son unas buenas vacaciones? La psicología nos puede
ofrecer, una vez más, alguna respuesta interesante.
Una buena forma de tener unas vacaciones que nos ayuden a
descansar, desconectar y disfrutar es realizar actividades diferentes a lo que
hacemos en nuestra vida diaria. Por eso, aunque me guste mucho mi trabajo, no
leeré nada escrito por un psicólogo o una psicóloga, y en algún momento me iré
de la ciudad hacia el campo o a la playa, caminaré más y veré cosas nuevas.
Haré más deporte y escucharé menos la radio e incluso veré menos serie de
televisión. Cambiaré mi horario, me acostaré más tarde, me levantaré casi igual
de temprano y me echaré la siesta. Habrá días muy planificados y otros donde no
planificaré nada.
Además las vacaciones son un buen momento para disfrutar de
más tiempo con la familia y los amigos. Y aunque durante todo el año disfruto
de la compañía de gente que quiero, disfrutaré de forma más intensa de esas
personas que me rodean.
Y por supuesto las vacaciones son para disfrutar de hacer lo
que a uno le apetece, de hacer esas cosas que a uno le encantan y que a veces
no podemos dedicarle el tiempo que nos gustaría. Es un buen tiempo para
disfrutar (o para seguir disfrutando pero de otra forma).
Gracias a la tecnología, en Facebook, Twitter y Google + iré
colgando los artículos más leídos durante este curso y también le daré una
segunda oportunidad a los que menos éxito han tenido. Por si a alguien le
apetece en estos días leer algunas cosillas sobre psicología, psicología
positiva y relaciones de pareja.
Hasta septiembre.