Hoy es el día internacional más
importante de todos los días internacionales que existen. Hay quien puede
pensar que ese día es el Día Internacional de la Paz o el Día Internacional de los Derechos
Humanos, pero no, hay otro día mucho más importante que todos los días
internacionales juntos (aunque quizás esté exagerando): 1 de abril, el  Día Internacional de la Diversión en el Trabajo.
Hoy es un día para no escatimar en confeti y serpentinas y que nuestros centros
de trabajo tengan más colorines que las fiestas infantiles organizadas por Ana
Mato. Hoy es el día para olvidarnos de recortes y miserias y demostrar que uno
puede divertirse en el trabajo a la par que ser eficiente y productivo.
Antes de divertirnos con este
artículo conviene buscar en el Diccionario de la RAE la palabra “diversión” y es que no conviene
ponerse uno a hacer algo sin saber exactamente que es lo que tiene que hacer, y
mucho menos en el trabajo. Y al buscar el término diversión en el DRAE
encontramos que la diversión es la acción
y efecto de divertir.
Esta definición nos descubre algo fundamental, que el
concepto que estamos estudiando es a la vez causa y efecto pero para
profundizar más necesitaremos consultar la palabra divertir. Y al volver a
buscar en el DRAE nos encontramos con esto:

Y esta búsqueda nos proporciona
una infinitud de posibilidades para divertirnos en el trabajo. Está claro que
los que más se puede divertir son los que trabajan en ámbitos médicos con el
simple hecho de dirigir un liquido corporal (propio o ajeno) hacia cualquier
otra parte lo estarán consiguiendo. No hay nada más divertido, sobre todo si
eres hombre.
Lugar donde los médicos no se pueden divertir
También está claro que los que
trabajan en ámbitos militares son los que pueden tener una diversión más
productiva, ya que no hay nada más importante para vencer al enemigo (principal
objetivo de todo lo militar) que dividir, de ahí los extremadamente famosos refranes
“divide y vencerás” y “el que parte y reparte se lleva la mejor parte”.
Militar divirtiéndose
Pero para los que no somos ni
médicos, ni militares, y obviando a las personas que creen que para divertirse
en el trabajo lo mejor que se puede hacer es alejarse de él, la única opción
que nos queda para divertirnos en nuestro trabajo es recrearnos en el mismo o
mirar en la Wikipedia
otra definición de diversión. Y es que para la enciclopedia de nuestros días la
diversión es el uso del tiempo de una manera planeada para el refresco
terapéutico del propio cuerpo o mente.

Por lo tanto refresquemos
terapéuticamente nuestro cuerpo o nuestra mente en nuestros lugares de trabajo
que si bien no todo el mundo disfruta de la misma manera con su trabajo todo el
mundo trabaja mejor y más feliz si su lugar de trabajo es un lugar alegre y
positivo donde el buen humor y la diversión tenga un lugar de honor.